Cómo decorar el árbol de Navidad de manera espiritual

Decorar un árbol de manera espiritual

Por lo general, los adornos que cubren y rodean los extremos frondosos de nuestro arbolito de Navidad son recuerdos familiares, o simples decoraciones que hallamos a buen precio en el mercado. Poco sabemos del significado espiritual que podemos darle. Hay algunos adornos que son mejores que otros para atraer a la Dama Fortuna, y que van más allá de cuestiones estéticas o de ofertas del mercado.

Ideas para decorar un árbol navideño de manera espiritual

Adornar un pino de abetos es una reminiscencia de viejas tradiciones europeas, en tributo a los dioses y santos de devoción de religiones y costumbres paganas. Luego de la cristianización, los ritos paganos fueron reemplazados por costumbres ajenas a las actuales, excepto en algunos pueblos nórdicos europeos, donde se conmemoraba el nacimiento del salvador Jesús por medio del árbol de Edén y el Fruto de la Salvación, dando origen a nuestra actual costumbre de decorar una especie vegetal en Su honor.

Luces. Las luces en los árboles, antiguamente mediante la sujeción y colocación de velas, representa la iluminación, de hecho: la Luz del Mundo. Es la sabiduría, la conciencia y la Fe de los pueblos. Hoy, las velas han sido reemplazadas por hilos eléctricos, en ocasiones sincronizados con músicas determinadas. Si tienes la posibilidad de adquirir un nuevo juego de luces, recuerda este precepto para elegir su estilo, sus colores y sus dimensiones.

Bolas. A la espiritualidad en la decoración del árbol de Navidad también podemos encontrarla en las bolas de colores. Éstas son, como vimos anteriormente, elementos que simbolizan a las manzanas del árbol del Edén, en cuanto a ser el Fruto de la Salvación. Se las utiliza para representar la abundancia y las nuevas posibilidades, alejados del concepto de pecado.

Punta del árbol. El adorno de la punta del árbol suele ser una estrella, en representación a la Estrella de Belén que guió a los Tres Reyes magos hasta el Nacimiento del Niño Jesús. Hoy se utilizan estrellas iluminadas o elementos con punta verticales. Estos últimos representan la ascensión, el acercamiento a Dios, y la búsqueda de amparo y protección divina.

Piñas. También se suele utilizar elementos naturales para la decoración navideña, tal como las piñas de pinos. Las piñas secas representan la inmortalidad, la fe y la religión mediante la persistencia de un legado natural.

Moños. Otros elementos utilizados son los moños, que atraen la generosidad (representando los regalos) y las campanas, que simbolizan la alegría y la celebración.

Herraduras. Finalmente, las herraduras atraen la buena suerte, y muchos optan por colocar una escondida entre las ramas del pino navideño.

La espiritualidad en Navidad está en todas partes, y también puede estarlo en la decoración de nuestro arbolito.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decorar el árbol de Navidad de manera espiritual, te sugerimos que visites nuestra sección Aprendizaje.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 100% dice que es útil.