Cómo interpretar los colores del aura

Qué es el aura

El aura es la emanación energética que poseen todos los seres vivos. Dependiendo de la "vibración" o tipicidad de esta energía emitida, el aura o la emanación energética toma diversas coloraciones que aquellos entendidos y entrenados logran visualizar e interpretar.

El aura se representa en 12 colores: rojo, azul, bronce (interpretado como beige o marrón), anaranjado, índigo, plateado (gris), amarillo, violeta, dorado, verde, rosa y blanco.

Cómo interpretar los colores del aura

  • La persona con un aura roja es alguien optimista, valiente y ambicioso. Posee gran energía vital, es alguien que lucha por vivir y disfruta de ello, sin prestar atención o dejarse abatir por los obstáculos. Suele tratarse de deportistas y personas aventureras que buscan destacar.
    Suelen ser buenos directivos o estrategas, siempre tomando el puesto de capitán, protectores y cariñosos, con quienes se hallan en su equipo, y feroces contra los enemigos. Llevado a su extremo, quien tenga color rojo en su aura puede ser muy egoísta y obsesivo, pendiente de sus asuntos y sus bienes de manera compulsiva, e incuso actuando de forma impulsiva.
  • La persona de aura azul es alguien con profundos ideales, y se trata de personas creativas y muy hábiles para la comunicación. Disfruta de la franqueza y de la sinceridad, ante todo. Son personas diplomáticas, y siempre intentan divertirse, aún en los desafíos. Son inquietos y constantemente comienzan proyectos y actividades. Se trata de personas intuitivas y asertivas, siempre optimistas y atentos a los demás, con gran fortaleza en su espíritu. Gozan del debate y de la reflexión, y luchan contra los convencionalismos y las estructuras predefinidas.
    A pesar de su fortaleza, pueden ser algo inestables anímicamente, con tendencias a la depresión.
  • La persona con el aura bronce es sumamente amoroso con quienes le rodean, sean personas, animales, plantas u objetos. Son bien intencionados e inocentes, y están al servicio de los demás. Son las personas que se dedican a causas humanitarias y a la búsqueda de la justicia. Su extremado cariño hacia los demás puede, en ocasiones, hacerlo percibir como un poco abusivo, y también pueden llegar (si se ponen a la defensiva) a transformarse en seres despiadados y manipuladores.
  • El aura naranja describe a una persona muy sociable, activa, diplomática, y sumamente amigable. Son leales y sinceros, y poseen gran capacidad de adaptación. Disfrutan trabajar en equipo, sin importar si están al mando del mismo o no. Por su extrema sociabilidad puede ser considerado como entrometido y hasta manipulador, o puede tomar actitudes superficiales.
  • El aura de color índigo describe a una persona cariñosa, comprensiva y con gran visión. Suelen ayudar a los demás sin proponérselo, con su sola presencia y compañía, gracias a su intuición y a su extrema lógica para comprender la situación. Gustan de la gente y de las cosas sencillas, y no aceptan la falta de sinceridad. Pueden manipular fácilmente a los demás.
  • El aura plateado es más idealista, muy imaginativo al punto de ser ausente de la realidad. Es alguien creativo y muy espiritual. Son los narradores, los escritores y los artistas de mayor genio. Suelen tener problemas para socializar y formar relaciones duraderas.
  • El aura amarillo, en cambio, describe a alguien muy sociable, muy lúcido y brillante. Son obsesivos con sus labores, sin descuidar del contacto con los demás. Suelen ser muy críticos.
  • El aura violeta describe a alguien espiritual, más allá de los problemas mundanos. Suelen ser muy religiosos e introvertidos, hacia el autoconocimiento ante todo. Suelen ser grandes lectores.
  • La persona de aura dorada, en cambio, es quien aspira a metas superiores y concretas, ya sean morales o materiales. Son grandes empresarios, de mucha convicción y gran exigencia.
  • El aura verde describe a la persona de gran determinación, sensible y enérgica. Es humanitaria y dedicado a la curación y sanación. Es un gran médico, o un buen voluntario de causas de ayuda, muy tenaz.
  • El aura rosado describe al sensible, al sentimental, al luchador tenue desde la acción armónica y delicada. Son muy libres, grandes educadores muy lúcidos.
  • Por su parte, el aura de color blanco mezcla muchos aspectos, es alguien con optimismo, fuerza, ideales y alegría. Es muy familiar, pasivo y a veces aislado de las personas que no son de su círculo.

Nota: Si quieres aprender a ver el aura de una persona, puedes hacerlo con mucha dedicación y técnica. Te lo explicamos en este artículo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo interpretar los colores del aura, te sugerimos que visites nuestra sección Aprendizaje.

Esta nota te fue útil?

20 valoraciones. El 100% dice que es útil.