Cómo Escribir un Cuento

Cómo redactar un cuento

Se puede decir que cualquiera que sepa escribir, puede ser el autor de un cuento; sin embargo, lo difícil es llevar a cabo una historia que sea realmente buena como para atreverse a no dejarla engavetada. El asunto no es tener la fama de escritor profesional, lo que importa es disfrutar y ser constante.

Lo primero que debemos hacer es saber qué es un cuento.
Según la Real Academia Española, un cuento es una "narración breve de ficción"; comencemos por este punto, ya que el factor clave de este formato es su corta longitud.

Cómo encontrar un tema para escribir un cuento

  • Teniendo en consideración que tenemos que escribir algo que no sea tan largo como una novela, podemos iniciarnos con una lluvia de ideas. La "musa" no está reservada sólo para los grandes creativos, pues nada mejor que inspirarse en la cotidianidad para luego añadirle componentes imaginarios. Si nuestro día normalmente se desenvuelve entre ancianos, ¡escribamos algo sobre ellos!. Te aseguramos que saldrá una buena historia, ya que se conocen todos los componentes.
  • Ahora que ya sabemos que escribiremos un cuento acerca de ancianos, pasemos al siguiente paso: la construcción de los personajes. Todos y cada uno de los individuos que pongamos en la historia deben cumplir una función; por ahora, podemos plantear la creación de personajes que sean complementarios, pensando en sus gustos, hábitos, puntos de vista, etc. Podríamos tener a un sexagenario tímido que no le guste salir del asilo, y en contraposición, describir a una mujer mayor aventurera, alegre y con muchas ganas de vivir. Mientras a él le gusta el chocolate, ella ama las fresas.
  • Ahora que ya sabemos de qué se trata nuestro cuento y quiénes serán sus actores, pensemos en el momento en que será relatado. Decidamos si transcurre en plena actualidad o si será un cuento de los años 70.

Partes que componen el cuento

Las partes de un cuento son introducción, centro y desenlace. Pues bien, en la primera parte presentamos el ambiente y sus personajes. Luego, se plantea los conflictos que se viven, y a partir de este momento, nuestras personas de ficción comienzan a vivir sus adversidades y luchan por superarlas. Por último, tendremos la solución final, ya sea con desenlace triste o feliz.

¿En qué posición estará el narrador?

Por otra parte, es necesario plantearnos el tipo de narrador. Podemos escribir en tercera persona como un narrador omnisciente que sabe todo lo que acontece, incluyendo los sentimientos de los personajes; o también escribir como un observador de lo que pasa, sin saber a fondo todo de todos.

Otra opción es redactar el cuento en segunda persona, donde el narrador es el protagonista o el testigo de lo que va ocurriendo. En otros casos, se puede escribir en primera persona, donde el escritor se cuenta a sí mismo el cuento.

Consejos para escribir un cuento

Es importante que cuando escribamos demos rienda suelta a los pensamientos. Parece mentira pero muchas veces nuestros personajes comienzan a hacer cosas que no nos teníamos planteadas. Por ejemplo, la anciana podría robarse un vehículo y animar al hombre a realizar un viaje; los dos se van en pijamas y compran ropa costosa para verse mejor.

Cuando comiences con tu cuento, trata de empezar con una frase que capte la atención de tu lector, para que se enganche en tu historia y ya no pueda parar hasta el final.

Al momento de terminar tu cuento, déjalo a un lado y descánsalo por unas cuantas horas antes de corregirlo. Con una mente reposada podrás encontrar errores o añadir detalles que no se te habían ocurrido anteriormente. Una vez que consideres que está listo, dáselo a personas en las que confíes para que te den una opinión sincera; aunque es muy duro, acepta las críticas y corrige lo que consideres que debes cambiar.

Para escribir bien un cuento, debes leer mucho. En el caso de los cuentos, escoge autores y estilos hacia los que te sientas atraído y comienza a nutrirte; sin embargo, no olvides a los clásicos ya que tienen mucho que enseñar.
Con el tiempo tendrás tu propia manera de narrar, no te apresures. Cuida de tu ortografía y gramática, pero no trates de escribir con palabras rebuscadas que ni tú mismo sepas el significado.

Muchas veces te sentirás tentado a dejar la historia. Recuerda que es muy común y, como dijimos al principio, mantén la constancia, pues te sentirás mucho mejor cuando veas los resultados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Escribir un Cuento, te sugerimos que visites nuestra sección Aprendizaje.

Esta nota te fue útil?

294 valoraciones. El 86% dice que es útil.